Las tareas para esta clase consisten en pruebas de práctica generadas con un logical que programé específicamente para esta clase, Literactualidad, descargable de este sitio. Si no lo tienes todavía, y ya sabes el nombre de usuario y la contraseña del curso, puedes hacer clic en el gráfico de arriba para descargar el programa.

Tales ejercicios constituyen una parte íntegra del curso: los tienes que completar para los días designados en el calendario a través del semestre.


Descripción

Hay 25 tareas en Literactualidad, y cada cual vale 10 puntos, como se indica en la parcela sobre las notas. En total, son 250 puntos, o sea, más o menos el 36% de tu nota. Debes hacer estas tareas después de leer las lecturas y estudiar las lecciones correspondientes.

Cada prueba tiene su tema particular, indicado en el calendario. Por ejemplo, para la tarea 1, hay que completar una prueba sobre Rubén Darío; para la tarea 2, sobre Enrique González Martínez; para la tarea 3, sobre Horacio Quiroga; etc. Luego, algunas tareas abarcan un repaso de múltiples temas a la vez y por lo tanto son más largas y postulan más preguntas. Por ejemplo, la tarea 8 contiene preguntas sobre todos los autores estudiados en las siete tareas anteriores al mismo tiempo. Presta mucha atención a los temas que corresponden a cada tarea en el calendario para no confundirte, entregar una tarea equivocada, y a consecuencia perder puntos según las reglas.

Se ganan todos los puntos al sólo completar y enviar cada tarea para el plazo designado en el calendario —con tal de sacar por lo menos el 90%. Si uno saca un porcentaje más bajo, tendrá que seguir practicando hasta lograr ese nivel.

Verás que las tareas consisten en ejercicios de práctica que te ayudarán a prepararte para los exámenes. A diferencia de los exámenes, no hay límites de tiempo con las tareas: puedes usar todo el tiempo que quieras. No obstante, no tiene sentido prolongar una tarea mucho. A saber, puedes repetir cada tarea una y otra y otra vez para llegar a dominar bien las preguntas y respuestas —¡y así debes hacer! Después de varios intentos, eventualmente sacarás el 90% necesario, y entonces podrás hacer clic en el botón para entregar los resultados por crédito. O sea, sería más útil al principio contestar las preguntas rápidamente, aprendiendo las respuestas correctas y equivocadas, en vez de gastar mucho tiempo en cada pregunta, tratando de buscar el concepto en las lecturas o tus notas, a fin de contestarla correctamente en una sola sesión. Una buena meta sería tratar de eventualmente completar cada tarea con unos 20 segundos por pregunta —dado que ése es el promedio de tiempo que los estudiantes típicamente necesitan en los exámenes. Si gastas más tiempo que eso para sacar el 90% en las tareas, de veras te conviene seguir practicándolas.

Aun así, después de entregar las tareas, debes seguir practicándolas una y otra y otra vez, porque el programa selecciona las preguntas al azar —por lo cual cada tarea resulta distinta, con otras preguntas y en otro orden. De hecho, muchas de las preguntas que se presentan en las tareas se parecen a las en los exámenes. Por consiguiente, cuanto más practicas las tareas y dominas cualquier concepto que las preguntas te postulen, tanto más preparado estarás para sacar una nota sobresaliente en los exámenes.

Para recibir crédito por cada tarea, hay que entregar los resultados para la fecha indicada en el calendario antes de la medianoche (reloj de Utah). De lo contrario, como explican las reglas del curso, si llegan aun un segundo tarde, se perderán 2 puntos por cada día atrasado —no importa la razón. Es decir, después de cuatro días... es un caso perdido. La única flexibilidad que te concedo es que no cuento los fines de semana o los feriados cuando no hay clases en la universidad.

Fíjate que, durante la Prueba Preliminar y los exámenes, las tareas no estarán accesibles, ni valdrán nada —ni puntos parciales por una entrega atrasada. No volverán a ser accesibles las tareas hasta que se cierre el período del examen. Aún así, recuerda que ninguna tarea asignada antes de un examen vale puntos después del examen: no tiene sentido alguno presentar un examen y después estudiar para ello.

La advertencia obvia es ésta: haz un esfuerzo por completar y mandar las tareas temprano, con días de anticipación si es posible. Nunca se sabe si la conexión cibernética va a cortarse, o la computadora se colgará, o habrá un lío de tráfico volviendo a casa esa noche, u ocurrirá una emergencia inesperada de último momento. ¿Para qué esperar y correr el riesgo de perder puntos, sobre todo con las tareass de “repaso” más largas y difíciles?




¿Cómo se entrega una tarea por crédito?

  • Al completar una tarea con por lo menos el 90% de las respuestas correctas, haz clic en el botón del avioncito de papel para transmitir los resultados.

  • Al procesar la transmisión, el servidor mío marcará el envío con la hora de la entrega y te devolverá una confirmación a tu dirección de correo-e.

  • Cuando yo reciba la transmisión, te contestaré con otra confirmación, con una copia de los resultados para tus archivos. Debes guardar esas confirmaciones a través del semestre, por si acaso hay preguntas o malentendidos sobre tus entregas.

  • Si acaso tu conexión cibernética se ha interrumpido, el programa te advertirá y copiará los resultados al portapapeles (“clipboard”) de tu computadora para que los puedas pegar en un documento de texto o un mensaje de correo-e. Luego, me los puedes enviar en cuanto se haya reestablecido la red.



Un pedido:

Al hacer una prueba, si ocurre un error o el programa “se cuelga” (crashes), hazme el favor de informarme del problema cuanto antes e indicar en qué pregunta específica estabas y qué sucedió en términos precisos. De ese modo puedo encontrar y corregir el “bicho” (bug) para las versiones futuras del programa.